Boquillas

Check your nozzles



El estado de las boquillas es muy importante para conseguir una correcta uniformidad en toda la barra y un perfecto tratamiento fitosanitario. Lleve a cabo inspecciones oculares de todas las boquillas mientras pulveriza con agua limpia y a una presión normal de trabajo. El abanico de pulverización debe ser uniforme y regular. Cualquier irregularidad puede ser signo de desgaste.

Compruebe el caudal de las boquillas con una jarra de calibración. La precisión de las boquillas y su distribución es aceptable cuando el caudal no es superior a un 10% del caudal de la boquilla que indica la tabla. Si el caudal supera este 10%, la boquilla está dañada y debe ser sustituida. 

Desmonte el plato de giro de los portaboquillas TRIPLET y lubrique las tóricas. Esto le asegurará que el TRIPLET girará correctamente cuando quiera seleccionar otra boquilla.